miércoles, 3 de marzo de 2010

Biografia de Hipócrates

Hipócrates de CosἹπποκράτης ὁ Κῷος
Busto de Hipócrates en el Museo Pushkin.
Nacimiento
Siglo V a. C., 460 a. C.
Campo Medicina
Instituciones Asclepeion de Cos
Conocido por Tratados hipocráticos
Hipócrates de Cos (en griego: Ἱπποκράτης, Cos, c. 460 a. C. - Tesalia c. 370 a. C.) fue un médico de la Antigua Grecia que ejerció durante el llamado siglo de Pericles. Es considerado una de las figuras más destacadas de la historia de la medicina y muchos autores se refieren a él como el «padre de la medicina»[1] [2] [3] en reconocimiento a sus importantes y duraderas contribuciones a esta ciencia como fundador de la escuela que lleva su nombre. Esta escuela intelectual revolucionó la medicina de la Antigua Grecia, estableciéndola como una disciplina separada de otros campos con los cuales se la había asociado tradicionalmente (notablemente la teúrgia y la filosofía), convirtiendo el ejercicio de la medicina en una auténtica profesión.[4] [5]
Sin embargo, suelen entremezclarse los descubrimientos médicos de los escritores del Corpus hippocraticum, los practicantes de la medicina hipocrática y las acciones del mismo Hipócrates, por lo que se sabe muy poco sobre lo que el propio Hipócrates pensó, escribió e hizo realmente. A pesar de esta indefinición, Hipócrates es representado a menudo como paradigma del médico antiguo. En concreto, se le atribuye un gran progreso en el estudio sistemático de la medicina clínica, reuniendo el conocimiento médico de escuelas anteriores y prescribiendo prácticas médicas de gran importancia histórica, como el juramento hipocrático y otras obras.[4] [6]
No hay que confundirlo con Hipócrates de Quíos, matemático griego del siglo V a. C.,[7] que nació en la isla de Quíos, no muy lejos de la de Cos, cuyo hito más importante fue la cuadratura de la lúnula.[8]
Biografía
La mayor parte de los historiadores acepta que Hipócrates nació alrededor del año 460 a. C. en la isla griega de Cos y que a lo largo de su vida se convirtió en un célebre médico y profesor de medicina.[9] Sin embargo, otros datos biográficos existentes sobre él probablemente sean incorrectos o legendarios.[10] Sorano de Éfeso, un ginecólogo griego del siglo II,[11] fue el primer biógrafo de Hipócrates y es la fuente de gran parte de los datos sobre su persona. También se puede encontrar información sobre él en los escritos de Aristóteles, (siglo IV a. C.), en la Suda (siglo X) y en las obras de Juan Tzetzes (siglo XII).[4] [12]
Sorano afirma que el padre de Hipócrates se llamaba Heráclides y era médico. Su madre, por su parte, se llamaba Praxítela, hija de Tizane. Hipócrates tuvo dos hijos, Tésalo y Draco, y al menos una hija, puesto que tanto sus hijos varones como su yerno, Polibo, fueron alumnos suyos. Según Galeno, un médico romano, Polibo fue el auténtico sucesor de Hipócrates, mientras que Tésalo y Draco tuvieron cada uno un hijo a los que llamaron Hipócrates.[13] [14]
El mismo biógrafo relata que Hipócrates aprendió medicina de su padre y su abuelo, además de estudiar filosofía y otras materias con Demócrito y Gorgias.[15] Probablemente continuara su formación en el Asclepeion de Cos y fuera discípulo del médico tracio Heródico de Selimbria.[9]
La única mención contemporánea que se conserva de Hipócrates proviene del diálogo de Platón Protágoras, en el que el filósofo lo describe como «Hipócrates de Cos, el de los Asclepíadas».[16] [17]
Hipócrates enseñó y practicó la medicina durante toda su vida, viajando al menos a Tesalia, Tracia y el mar de Mármara.[14] Probablemente muriera en Larisa a la edad de 83 o 90 años, aunque según algunas fuentes superó largamente los 100 años. Se conservan diferentes relatos sobre su muerte.[14]
Teoría hipocrática
«Acerca de la enfermedad que llaman sagrada sucede lo siguiente. En nada me parece que sea algo más divino ni más sagrado que las otras, sino que tiene su naturaleza propia, como las demás enfermedades, y de ahí se origina. Pero su fundamento y causa natural lo consideraron los hombres como una cosa divina por su ignorancia y su asombro, ya que en nada se asemeja a las demás. Pero si por su incapacidad de comprenderla le conservan ese carácter divino, por la banalidad del método de curación con el que la tratan vienen a negarlo. Porque la tratan por medio de purificaciones y conjuros.»
Hipócrates,
Tratados Médicos: Sobre la Enfermedad Sagrada.[18]
Hipócrates es considerado el primer médico que rechazó las supersticiones, leyendas y creencias populares que señalaban como causantes de las enfermedades a las fuerzas sobrenaturales o divinas.[19] Los discípulos de Pitágoras lo consideraban el hombre que unió la filosofía y la medicina.[20] Separó la disciplina de la medicina de la religión, creyendo y argumentando que la enfermedad no era un castigo infligido por los dioses, sino la consecuencia de factores ambientales, la dieta y los hábitos de vida. De hecho, no hay ni una sola mención a una presunta enfermedad mística en todo el Corpus hipocrático.[21] [22] Pese a estos avances, Hipócrates trabajó con muchas convicciones basadas en lo que hoy en día se sabe que era una anatomía y una fisiología incorrectas, como por ejemplo la creencia en los cuatro humores.[23] [24] [25]
Las escuelas de medicina de la Grecia Clásica estaban divididas en dos tendencias fundamentales respecto a cómo se tenían que tratar las enfermedades. Por una parte, la escuela de Cnido se concentraba en el diagnóstico, mientras que la de Cos se centraba en el cuidado del paciente y el pronóstico. En general, la medicina de la época de Hipócrates desconocía muchos aspectos de la anatomía y la fisiología humanas, a causa del tabú griego que prohibía la disección de cadáveres.[19] Por lo tanto, las enseñanzas de la escuela cnidia, que tenían una gran valía en el tratamiento de enfermedades comunes, no eran capaces de determinar qué provocaba enfermedades con síntomas poco conocidos.[26] Por su parte, la escuela hipocrática o de Cos tuvo más éxito aplicando diagnósticos generales y tratamientos pasivos y fue capaz de tratar enfermedades de manera eficaz, lo que permitió un gran desarrollo en la práctica clínica.[27] [28]
La medicina hipocrática y su filosofía se alejan bastante de la medicina actual, en la que el médico busca un diagnóstico específico y un tratamiento especializado, tal como lo promovía la escuela de Cnido. Este cambio en el pensamiento médico desde el tiempo de Hipócrates ha provocado que el médico de Cos recibiera duras críticas a lo largo de los últimos siglos, siendo la pasividad del tratamiento hipocrático el objeto de algunas denuncias especialmente críticas; por ejemplo, el médico francés M. S. Houdart se refirió al tratamiento hipocrático como «una meditación sobre la muerte».[29]
Bibliografía

Una xilografía representado la cura de un hombro dislocado con un dispositivo descrito por Hipócrates.
Adams, Francis (1891), The Genuine Works of Hippocrates, William Wood and Company,
New York
Boylan, Michael (2006),
Hippocrates, Internet Encyclopedia of Philosophy
Britannica Concise Encyclopedia, [ed] (2006),
Soranus of Ephesus, Encyclopædia Britannica, Inc.
Encyclopedia Britannica, [ed] (1911),
HIPPOCRATES, Encyclopedia Britannica, Inc.
Garrison, Fielding H. (1966), History of Medicine, W.B. Saunders Company,
Philadelphia
Hanson, Ann Ellis (2006),
Hippocrates: The "Greek Miracle" in Medicine, Lee T. Pearcy, The Episcopal Academy, Merion, PA 19066, USA
Hippocrates, of Cos (2006),
On the Sacred Disease, Internet Classics Archive: The University of Adelaide Library
Internet Encyclopedia of Philosophy, [ed] (2006),
Democritus, The University of Tennessee at Martin
Jani, P.G. (2005), "Management of Haemorrhoids: A Personal Experience", East and Central African Journal of Surgery, vol. 10, no. 2, pp. 24–28
Jóhannsson, Helgi Örn (2005), Haemorrhoids: Aspects of Symptoms and Results after Surgery, Uppsala University,
ISBN 91-554-6399-1
Jones, W. H. S. (1868),
Hippocrates Collected Works I, Cambridge Harvard University Press
Leff, Samuel & Leff, Vera. (1956), From Witchcraft to World Health, Camelot Press Ltd.,
London and Southampton
Mann, Charles V. (2002), Surgical Treatment of Haemorrhoids, Springer,
ISBN 1852334967
Major, Ralph H. (1965), Classic Descriptions of Disease,
Springfield, Illinois
Margotta, Roberto (1968), The Story of Medicine, Golden Press,
New York

Hipócrates, por J.G de Lint (1867-1936).
Martí-Ibáñez, Félix (1961), A Prelude to Medical History, MD Publications, Inc.,
New York, Library of Congress ID: 61-11617
National Library of Medicine, [ed] (2006),
Images from the History of Medicine, National Institutes of Health
NCEPOD, [ed] (2004), Scoping our practice, National Confidential Enquiry into Patient Outcome and Death, London,
ISBN 0-9539249-3-3
Nuland, Sherwin B. (1988), Doctors, Knopf,
ISBN 0394551303
Pinault, Jody Robin (1992), Hippocratic Lives and Legends, Brill Academic Publishers,
Köln, ISBN 9004095748
Rutkow, Ira M. (1993), Surgery: An Illustrated History, Elsevier Science Health Science div,
London and Southampton, ISBN 0-801-6-6078-5
Schwartz, Robert A., Richards, Gregory M. & Goyal, Supriya (2006),
Clubbing of the Nails, WebMD
Shah, J. (2002), "Endoscopy through the ages", BJU International, vol. 89, no. 7
Singer, Charles & Underwood, E. Ashworth (1962), A Short History of Medicine, Oxford University Press,
New York and Oxford, Library of Congress ID: 62-21080
Jori, Alberto (1996), Medicina e medici nell'antica Grecia. Saggio sul 'Perì téchnes' ippocratico, il Mulino, Bolonia (Italia)
Kalopothakes, M. D. (1857),
An essay on Hippocrates, King and Baird Printers, Philadelphia
Lopez, Francesco (2004), Il pensiero olistico di Ippocrate. Percorsi di ragionamento e testimonianze. Vol. I, Edizioni Pubblisfera, Cosenza (Italia)
Smith, Wesley D. (1979), Hippocratic Tradition, Cornell University Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada